Cuéntanos qué necesitas

¿En qué podemos ayudarte? Cuéntanos tu consulta a través de este formulario y te contestaremos en la mayor brevedad posible.

Preguntas frecuentes

¿Cuándo se deber realizar una revisión?

El contenido y la frecuencia de las revisiones dependen del tipo de vehículo, del motor, del kilometraje y de la antigüedad. Es obligatorio consultar la Guía de Mantenimiento de su CITROËN para conocer las próximas operaciones de mantenimiento y el plazo en que deben llevarse a cabo. El mantenimiento de su vehículo también depende de las condiciones de uso y del estilo de conducción. Si responde a una o varias de las siguientes condiciones de uso especiales, será necesario llevar a cabo tareas de mantenimiento específicas: 

  • Uso urbano (taxi, ambulancia, velocidad media inferior a 20 km/h). 
  • Repetición de trayectos cortos (inferior a 10 km) con el motor frío (después de una parada superior a 1 hora).
¿Conoce los riesgos de unas esobillas de limpiaparabrisas desgastadas?

Entre los riesgos más importantes se encuentran:

  • Parabrisas rayado. 
  • Reducción de la visibilidad. 
  • Distracción o fatiga excesiva relacionadas con las molestias visuales y el ruido. 
  • La visibilidad se deteriora, especialmente durante la noche, con niebla o lluvia y ocasiona pérdida de visión en los adelantamientos por el reflejo de las luces. 

Podrá prolongar su vida útil con un control regular y pasando un trapo húmedo. Un cambio anual favorece una mayor visibilidad en carreteras en cualquier condición climática y evita los arañazos en el parabrisas. En todo momento, ruidos y movimientos bruscos, zonas sin limpiar o estrías en el parabrisas indican que sus escobillas limpiaparabrisas están desgastadas y hay que cambiarlas.

Unas escobillas en buen estado ayudan a mantener una conducción cómoda y segura.

¿En qué consiste una revisión?

Las revisiones CITROËN se componen de operaciones sistemáticas, aplicables a todos los vehículos. 

LOS CONTROLES SE APLICAN A: 

  • El interior del vehículo (claxon, freno de mano, etc.) 
  • La fecha de caducidad del kit de reparación provisional de neumáticos*. 
  • Los bajos del vehículo, incluidos: – controles de seguridad (frenada, dirección, etc.) – controles medioambientales (estanqueidad de los circuitos, de la caja de velocidad, etc.) – control visual de los sensores AFIL (Alerta de Cambio Involuntario de Carril)*. 
  • El estado del vehículo (estado de los neumáticos, de los faros y luces, etc.) 
  • El capó, incluyendo suplementos en líquidos si fuera necesario (limpiaparabrisas, frenos, etc.) 
  • Puntos específicos según la legislación vigente en cada país (excepto la Inspección Técnica de Vehículos obligatoria). 

 

SE EFECTÚAN LAS SIGUIENTES OPERACIONES: 

  • El diagnóstico electrónico y, si es necesario, la actualización del software de la electrónica de a bordo. 
  • El cambio del aceite de motor. 
  • La sustitución del filtro de aceite. 
  • La purga del filtro de gasóleo. 
  • La actualización del indicador de mantenimiento. 

Citroën recomienda el uso de lubricantes TOTAL aprobados para operaciones de mantenimiento, o EUROREPAR homologados por el fabricante.

¿Por qué se puede desgastar premutaremente la batería?

La batería sufre un desgaste natural relacionado con el tiempo y con su uso. Además, las fuertes descargas, el fallo del circuito eléctrico o las temperaturas extremas pueden dar lugar a un desgaste prematuro. 

RIESGO DE DESCARGA PROFUNDA El funcionamiento de los consumidores eléctricos (faros, autorradio, climatización…) con el motor apagado, genera una descarga profunda. EL MANTENIMIENTO Escoja Piezas Originales CITROËN que ofrecen una calidad óptima a su vehículo. 

CIRCUITO DE CARGA DEFECTUOSO Un alternador que no produce suficiente energía no recarga correctamente la batería. Al contrario, un alternador que produce demasiada energía sobrecarga la batería y la desgasta prematuramente. Por último, las conexiones incorrectas pueden provocar fugas de corriente y acelerar la descarga.

RIESGOS ASOCIADOS AL FRÍO Las temperaturas extremas dañan la materia activa, reduciendo así la conductividad del electrolito (mezcla de agua + ácido). La batería se debilita y se deteriora.

RECOMENDACIONES 

  • Para evitar las disfunciones, solicite que un técnico CITROËN revise regularmente el estado completo del circuito de carga. 
  • Revise regularmente su batería con un comprobador, especialmente en periodos de bajas temperaturas. Así podrá decidir un eventual cambio preventivo y evitar las molestias de una avería.
¿Cómo detectar un sistema de frenado defectuoso?

EL PEDAL DE FRENO ESTÁ DURO. 
Puede deberse a un fallo de la asistencia al frenado, de los tubos de freno o del circuito hidráulico, de los cilindros de ruedas o de los estribos. 

EL PEDAL DE FRENO ESTÁ BLANDO El pedal se hunde sin apenas presión y es necesario “bombear”para poder frenar. Atención, esto es señal de una anomalía grave del sistema hidráulico. 

EL VEHÍCULO SE DESVÍA EN EL FRENADO Es posible que se haya gripado un cilindro de rueda o un estribo o, sencillamente, que se haya desinflado un neumático. Unos amortiguadores desgastados también pueden tener las mismas consecuencias. 

EL VEHÍCULO VIBRA EN EL FRENADO Se trata probablemente de discos de freno defectuosos, de una pieza suelta o de una holgura excesiva entre los elementos de frenado del tren delantero o trasero. 

EL VEHÍCULO SUFRE “SACUDIDAS” EN EL FRENADO Si los frenos pierden su eficacia al menor intento de frenar, es señal de un grave problema en los discos, los tambores o los guarnecidos del freno.

¿Qué se cambia en el mantenimiento de su vehículo?

La correa de distribución entre 120.000 y 240.000 km de media. La correa de distribución se tensa desde la puesta en marcha del motor hasta que se para por completo, por lo tanto, su desgaste es normal. Una correa de distribución defectuosa puede deteriorar el motor e impedir su funcionamiento normal. 

El aceite: Los aceites de motor que responden a las normas de CITROËN presentan características superiores a las definidas por las normas ACEA (Asociación de Constructores Europeos de Automóviles), optimizan el funcionamiento de los motores CITROËN y participan en el buen funcionamiento del sistema de descontaminación. 

El filtro de habitáculo: Impide que el polen, el polvo del asfalto, las partículas de humo del aceite, las cenizas de hidrocarburo, así como algunas bacterias, entren en el habitáculo. Asimismo, evita los depósitos en el parabrisas que reducen la visibilidad del conductor.

¿Qué se comprueba en el mantenimiento de su vehículo?

El filtro de partículas*. La frecuencia de mantenimiento de la función del filtro de partículas es la siguiente: 1/ Control del nivel del depósito de aditivo (según equipamiento) a partir de 80.000 km y nivelación a los 120.000 km. 2/ Control del filtro de partículas (según equipamiento) a partir de 140.000 km.

Los amortiguadores. El estado de los amortiguadores influye notablemente en la eficacia del frenado y el comportamiento en carretera. 

Por lo tanto, es necesario que un profesional realice un control periódico de su eficacia para su seguridad, así como para su comodidad durante la conducción.

¿Qué es lo que le recomendamos verificar entre visitas?

El nivel de aceite: Comprobar el nivel de aceite periódicamente (cada 2.000 km) en función del uso de su vehículo. Un suplemento de aceite entre dos revisiones es normal. Un nivel de aceite insuficiente o excesivo presenta riesgo de daños importantes en su motor. 

Los neumáticos: Comprobar periódicamente la presión de los neumáticos. Controlar también su desgaste con ayuda de testigos previstos a tal efecto. Cuando los testigos ya no aparecen en segundo plano de la banda de rodadura, la profundidad del dibujo es inferior a 1,6 milímetros. Por tanto, es necesario cambiarlo.

¿Por qué hay que cambiar el Kit de Distribución?

LA CORREA DE DISTRIBUCIÓN ES INDISPENSABLE PARA EL BUEN FUNCIONAMIENTO DE SU MOTOR.

Esta pieza sincroniza el movimiento permanente de los pistones y de las válvulas. El kit de distribución se compone de la correa, del rodillo tensor y de los rodillos fijos. Continuamente utilizada, la correa de distribución es una pieza central del motor cuya rotura durante el funcionamiento provoca daños inmediatos y críticos, pudiendo dañar gravemente su vehículo.

  • Constantemente utilizadas al funcionar el motor, las piezas de la distribución sufren un desgaste natural con la acumulación de kilómetros. 
  • El clima también puede provocar un desgaste prematuro. 
  • Una fuga de la bomba de agua y el consiguiente escape del líquido de refrigeración pueden reducir considerablemente la vida útil de la correa de distribución.
¿Por qué se desgastan los componentes del sistema de frenado?

PASTILLAS DE FRENO 

  • Las fricciones ligadas al frenado provocan emisiones muy importantes de calor. Una serie repetida de frenazos puede aumentar la temperatura hasta los 800 °C
  • El material de las pastillas es más blando que el de los discos,por lo que se desgasta con mayor rapidez. Unas pastillas desgastadas pueden dañar el disco de freno, y en caso de realizar un frenazo brusco, se podría llegar a perder el control del vehículo. 

 

Recomendaciones Es necesario revisar periódicamente el estado de las pastillas de freno (cada 10.000 km más o menos). Cámbialas en cuanto se constate que el grosor del material alcance los 2 mm. Es fundamental y reglamentario sustituir siempre los 2 juegos de pastillas de un mismo eje simultáneamente para evitar una frenada asimétrica.

DISCOS DE FRENO ¡Se emplean a fondo con cada frenada! Su desgaste puede causar vibraciones. De su estado depende la máxima eficacia de las pastillas. Recomendaciones Los discos deben ser revisados con cada cambio de pastillas de freno con el fin de verificar que su grosor respeta el mínimo establecido por el fabricante. 

TAMBORES DE FRENO Su desgaste es menor que el de las pastillas pero tienen los mismos riesgos en caso de mala conservación. Recomendaciones Haga que los revisen de manera regular (aproximadamente cada 20.000 km). Las zapatas deben cambiarse cuando el espesor del guarnecido sea inferior a 1,5 mm.

LÍQUIDO DE FRENOS 

  • Un líquido demasiado usado puede conllevar una pérdida de eficacia de la frenada o una fuga en el sistema hidráulico, lo cual es una posible causa de fallo. Un testigo en el salpicadero indica su nivel de alerta. 
  • En caso de descenso anormal del nivel del líquido de frenos, consulte de inmediato en su Servicio Oficial CITROËN. Recomendaciones Es indispensable cambiar el líquido de frenos al menos 1 vez cada 2 años o cada 40.000 km o 60.000 km según la fecha de la 1ª puesta en circulación de su vehículo.

A tu disposición

965 40 22 04 

info@cimotor.es

965 40 22 04

Crta. Murcia-Alicante, km. 43.800 Crevillent -Alicante, CP 03330

Abrir chat
¿Necesitas Ayuda?
¡Hola!
¿Cuéntanos en qué podemos ayudarte?